• Ángeles Ríos Gómez

BRÓCOLI Y COLIFLOR, ¿FRESCO O CONGELADO?¿COCIDAS, AL VAPOR O AL MICRONDAS?

Los alumnos de 1º de Bachillerato han realizado una investigación bioquímica sobre “El análisis sensorial y de ácido ascórbico (vitamina c) de hortalizas en fresco y ultracongeladas” en el que se ha contado con la colaboración del GRUPO VIRTO.

Se han comparado diferentes formas de almacenamiento y conservación de coliflor y brócoli fresco y congelado y diferentes formas de cocinado para analizar cuál o cuáles son las más adecuadas para mantener mejor las propiedades nutricionales.

Conclusiones obtenidas: Como sabemos, las vitaminas son nutrientes esenciales y necesitan un aporte diario y continuado. El inconveniente es que se trata de nutrientes sensible a distintos factores como la temperatura, la luz, el oxígeno, la acidez externa o propia del alimento, además de otros componentes naturales que pudiera contener el alimento.

Podemos decir, que el mejor producto es el que se compra en km 0. Sin embargo si quieres comprar un producto que esté envasado pero que conserve sus propiedades con gran calidad otra opción es el ultracongelado, que consiste en una congelación en tiempo muy rápido (120 minutos como máximo), a una temperatura muy baja (inferior a -40 ºC), lo que permite conservar al máximo la estructura física de los productos alimenticios.

Y en cuanto al método de cocinado será mejor aquel que contacte menos con el agua “cuanto más partimos las verduras, más contacto hay con el agua y una mayor cantidad de los minerales y vitaminas se pierde en un proceso denominado lixiviación”


6 vistas0 comentarios