Ha llegado el invierno:

Para algunos esto es una mala noticia sobre todo para aquellos a los que les gusta el calorcito del verano, la vida en la calle y los días en los que el sol tarda en ponerse. Sin embargo, el invierno también tiene su forma de compensarnos. El invierno es el final de un ciclo, en el que ha habido un nacimiento, crecimiento y trabajo y una cosecha o recogida de los frutos de ese trabajo. Y con el invierno llega el momento de reflexionar, celebrar, soñar... El momento de mirar hacia atrás y recordar todas las experiencias vividas durante todo el año. Reflexionar por ejemplo sobre el paisaje que tenemos delante. Viñas nevadas que se divisan a lo lejos allí... Tras el pueblo por el horizonte. El pueblo que cobra un plano protagonista en este paisaje rural, nos da a entender que dentro de esas casas apoyadas sobre un territorio de llanura se están celebrando las famosas navidades. Otro regalo del invierno.

POSTS RECIENTES:
BÚSQUEDA POR TAGS: